Por qué el conflicto en el trabajo despierta la creatividad
Expansión / No dar una voz más alta que otra y tener una actitud pasiva y pacifista puede ser el mayor obstáculo para la innovación. Escuchar, preguntar y plantear el cambio te ayudará a crecer profesionalmente.

Cuándo fue la última vez que discrepaste en una reunión de trabajo? Si tienes que pensar antes de dar una respuesta, lo más probable es que lleves meses sin darle alas a tu creatividad. "El conflicto surge desde la discrepancia a la hora de resolver un problema, de tomar una decisión. Si se busca la paz a cualquier precio, el conflicto permanecerá latente y perjudicará al equipo". Quien hace esta afirmación es Regino Quirós, socio director de Be Up, para quien la discrepancia es la vía para "mantener la mente abierta, desde cualquier posición y con el ejemplo, haciéndolo, no pidiéndolo. ¿Cómo? Con preguntas sobre el punto de vista de los demás, desde la más genuina curiosidad".

La curiosidad es sana Fisgonear, en el buen sentido de la palabra, es lo que alimenta la creatividad y, como afirma Genoveva Vera, coach ejecutiva y experta en liderazgo, "los conflictos son necesarios para que las sociedades avancen, para que las organizaciones evolucionen y para que las personas crezcan". No se trata sólo de preguntar, hay que actuar. "La actitud que tomemos ante ellos y las habilidades con que los gestionemos son la clave para que seamos protagonistas del cambio constructivo", añade Vera. Porque, según David Monge, director general de la compañía de recursos humanos Nexian, los conflictos no son negativos, lo que puede ser nefasto es cómo gestionarlos.

Escucha a los otros con la mente abierta, centrándote en los asuntos, no en las personas

Por qué el conflicto en el trabajo despierta la creatividad

Con Información de Expansión

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar