BOLIVIA:
Los Tiempos / Chile no pudo resolver su debut en la Copa de Confederaciones ante Camerún hasta la salida al campo de Alexis Sánchez, que comenzó en el banco por problemas en un tobillo y que se convirtió en protagonista en el sufrido triunfo sudamericano por 2-0, ayer en Moscú.

El delantero estrella del Arsenal decidió tras el descanso, primero con un centro que cabeceó a la red Arturo Vidal (36'ST) y después con una jugada individual que culminó con un disparo que sacó un defensa rival, pero Eduardo Vargas estuvo atento para anotar (46'ST).

Con esta victoria, Chile se pone como líder del Grupo B, con tres puntos, en espera del segundo partido de la llave, que se disputará hoy entre Alemania y Australia.

El partido respondió a lo programado: Chile se adueñó del balón, metió intensidad y tuvo más ocasiones de gol pero no acertó en los metros finales, mientras que Camerún se defendió con orden y buscó sorprender a la contra.

La primera parte acabó con polémica, ya que en la última acción, la Roja abrió el marcador con un tanto de Vargas, pero cuando los chilenos celebraban el gol, el árbitro lo anuló a instancias del asistente de video (VAR) por posición adelantada del atacante.

En la segunda parte, Camerún se fue encontrando más cómoda, en la misma proporción que Chile se quedaba sin ideas.

Cuando parecía que Camerún iba en busca de la victoria, llegó el tanto chileno, en un centro de Alexis Sánchez y que cabeceó a la red Vidal (36'ST).

Luego llegó la sentencia, no sin antes consultar el VAR: Sánchez se quedó solo ante Ondoa, al que regateó, pero se recreó y dio tiempo a que su disparo lo sacase bajo palos un rival, aunque Vargas estuvo atento al rechace (46'ST) para dar la primera victoria a la Roja.

 

EN SOCHI

Australia desafía a Alemania

Moscú | AFP

La selección australiana desafiará hoy (11:00 HB) a una Alemania que se ha presentado en la Copa de las Confederaciones sin sus principales estrellas y con un grupo de jóvenes talentos que deben tomar el relevo de la selección campeona del mundo.

"No hemos venido con el mejor equipo, pero puede ser una ventaja: algunos nos subestimarán", advirtió Antonio Rüdiger, defensor de la Roma de 24 años, uno de los jugadores a los que el seleccionador Joachim Löw va a dar la alternativa en un gran torneo.

La decisión de Löw no tiene más secreto que dar descanso a los pesos pesados de la Mannschaft, que jugaron el pasado verano la Eurocopa.

Australia, por su parte, no llega en las mejores condiciones. Fue goleada por Brasil en el último amistoso antes de viajar a Rusia, 4-0 en Melbourne, y encima perdió a su capitán Mile Jedinak por lesión. Esto provocará que las dos grandes esperanzas de futuro del fútbol australiano, Aaron Mooy y Tomas Rogic, tengan que dar un paso al frente y cargar el equipo a sus espaldas.

BOLIVIA: "Chile obtiene una esforzada victoria"

Con Información de Los Tiempos

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar