BOLIVIA:
Los Tiempos / Esta innata ciencia de conocer a las personas con sólo mirarlas es un don muy propio de los cruceños, pues los collas somos más alambicados por no decir desconfiados, o reservados, o por último… ukhu runas. Oswaldo y los pocos amigos cambas que tengo me acercaron mucho más a ese pueblo que trabaja cuando debe trabajar y se divierte cuando tiene de bailar, y no como otros conglomerados sociales que "trabajan como burros y se divierten de la misma manera", arte muy difícil de obtener.

La magia inteligente de Monasterios hizo que en Madrid se formara una gabinete de primera clase alrededor de ese camba intuitivo y que causaría envidia a muchos Jefes de Misión, pues estuvo formado por ciudadanos bolivianos como Guillermo Zalles, Jaime Berdecio, Alfonso Tellería alias el Abate y este columnista que tuvo que aprender las costumbres y las buenas maneras de un diplomático en la Corte de un Rey, sentado al lado de un caudillo muy controversial, que estuvo muchos años gobernando España. 

El arte que practicaba Monasterios me fue mostrado un día en el que acompañé al Embajador a recibir a un importante personaje al que nunca había visto, un magistrado colla, a quien Monasterios reconoció inmediatamente… diciéndome: "ese collita que acaba de bajar del avión, es el magistrado que hemos venido a recibir…". Quedé absorto ante la clarividencia de mi Embajador para reconocer a un colla. 

A partir de entonces creció mi admiración por este camba cuya misión también le llevó a fundar el Banco Ganadero que hoy es dirigido por uno de sus hijos.

Mi comadre cochabambina nacida en Quillacollo quedó impresionada con la descripción en pocas líneas de mi "amigo camba" a quien recordaré por sus dones de bonhomía, siempre matizados por una risa franca y abierta. Al recordar a Oswaldo Monasterios envío un abrazo cordial a todos mis amigos cambas.

BOLIVIA: "Mi amigo camba"

Con Información de Los Tiempos

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar