BOLIVIA:
Los Tiempos / Por ejemplo se piensa que la salsa de soja es casi lo mismo que la salsa inglesa. En realidad lo único que comparten las salsas de soja e inglesa es que son condimentos en forma de salsa, eso es todo. Nacieron en países distintos y tanto sus ingredientes, como sus texturas, colores y sabores son diferentes. La salsa de soja es milenaria, una invención antiquísima de los chinos cuando descubrieron que el producto resultante de la fermentación prolongada de granos de soja con trigo le aportaba un sabor alucinante a la comida.

Se recomienda nunca mezclar la salsa de soja con salsa Worcestershire. Aunque son compatibles, cada una tiene su punto sazonador especial que podrás degustar si las empleas de manera individual, y en su justa medida, en tus platos.

La salsa soja no se usa solo para preparar recetas asiáticas, recuerda que la usabas para hacer memorables recetas, como el pollo al horno, o para aliñar o resaltar sabores en tu dieta diaria. La salsa de soja está, literalmente, en el pan nuestro de cada día, no importa en qué país se sirva la comida. Para honrar su origen oriental, puedes desde ya aventurarte con toda libertad a probar salsas de soja de cualquier nacionalidad en la preparación de sabrosísimos platos asiáticos como el arroz chino, o los fideos con vegetales.

BOLIVIA: "Tips: Consejos para tratar nuestros ingredientes"

Con Información de Los Tiempos

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar