COLOMBIA: Defender la fiesta brava
El Colombiano / Por Juan Carlos Bustamante Universidad Pontificia Bolivariana Facultad de Com. Social, 8° semestre [email protected]

Lo primero para considerar es que los toros de lidia son uno de los logros más importantes de la inteligencia humana. El toro de lidia no existe como raza natural, es el resultado de años de trabajo, cruces y crianza; es importante empezar a considerar que esta clase de animales son patrimonio de la humanidad.

La ganadería en las grandes haciendas ha criado toros bravos que naturalmente luchan entre ellos cuando están en los corrales. Si no existen para las corridas no tiene sentido continuar con la gran labor que requiere su crianza.

Al igual que la crianza de la ganadería, el arte de la lidia es tradición cultural de Iberoamérica. Las suertes, los pases y todo lo que compone este noble arte hace de la fiesta brava una disciplina que simplemente no se puede enterrar porque "ismos" heredados de otras culturas pretenden atacar algo que simplemente no entienden.

La misma incomprensión e intolerancia por la cultura taurina y su sentido tiene como resultado la tendencia frecuente a acabar con ella a través de la jurisprudencia, ¡qué error tan grande! El sentido de las leyes es proteger la vida y la dignidad humana, para eso existen, si una ley no cumple con dicha función es una ley sin sentido, sin posibilidad de praxis y sin principios jurídicos. En este mismo sentido hay que considerar que dentro de un marco legal los animales no tienen deberes, por lo tanto, tampoco derechos, lo cual quiere decir que no deben ser protegidos como algo distinto o superior a una propiedad privada.

En definitiva, es importante familiarizarse con la cultura, aprender a ser tolerantes y respetar una tradición noble y bella que puede ser impuesta, lo cual no implica que sea nociva para el humano, quien no la aprecie, que no la vea y está bien, pero por su disgusto no tiene que impedírsela a los demás, ya que partiendo de esa lógica en cualquier momento se empezarán a prohibir creencias, gustos musicales y culturales, simplemente por no ser del agrado de una mayoría .

* Taller de Opinión es un proyecto de El Colombiano, EAFIT, U. de A. y UPB que busca abrir un espacio para la opinión joven. Las ideas expresadas por los columnistas del Taller de Opinión son libres y de ellas son responsables sus autores. No comprometen el pensamiento editorial de El Colombiano, ni las universidades e instituciones vinculadas con el proyecto.

COLOMBIA: Defender la fiesta brava

Con Información de El Colombiano

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar