El Choconsaurus, otro gigante neuquino
Pagina 12 / Paleontólogos y autoridades provinciales presentaron ayer el nuevo hallazgo paleontólogico de Neuquén, el Choconsaurus baileywillisi, y anunciaron que a partir de hoy se expondrán parte de los restos originales –descubiertos hace más de dos décadas– en el Museo Ernesto Bachmann, de Villa El Chocón.

El primer hueso del Choconsaurus fue hallado hace 22 años, y la investigación estuvo a cargo de los doctores y paleontólogos Edith Simón, Leonardo Salgado y Jorge Calvo. Lo descubrió una vecina por casualidad. Y esas más de dos décadas fue el tiempo que les tomó a los investigadores armar el rompecabezas del Choconsaurus.

La doctora en Ciencias Biológicas Edith Simón explicó que es "un dinosaurio saurópodo titanosaurio con ciertos detalles que nos hacen pensar que ha sido bastante primitivo comparado con otros dinosaurios del Chocón y del mundo. Estimamos que midió entre 18 y 20 metros de longitud y que habría pesado unas 25 toneladas aproximadamente. Como no tenemos huesos largos, como huesos de las patas, que nos permitan medir con más precisión cuál fue el volumen y el peso, sólo podemos hacer estimaciones".

El nuevo dinosaurio fue bautizado Choconsaurus baileywillisi, una combinación de Chocón y saurus; mientras que la especie fue nombrada en honor a Bailey Willis, un geólogo norteamericano contratado por el gobierno argentino a principios del siglo XX, que propuso, entre otras cosas, la posibilidad de generar energía hidroeléctrica en el río Limay.

Se recuperó parte de la mandíbula –dentario derecho– y del cráneo –premaxilar y maxilar incompletos–; siete dientes, cuatro vértebras cervicales; cuatro fragmentos de costillas del tórax, 19 vértebras caudales y un pequeño hueso de la cola llamado chevron.

La importancia de este hallazgo reside en que es poco frecuente encontrar dinosaurios saurópodos en la Formación Huincul, de manera que el Choconsaurus baileywillisi provee nueva y relevante información en su ADN. Este dinosaurio amplía el registro de los titanosaurios con características primitivas en el cretácico superior, siendo el más completo de la provincia del Neuquén, ya que se recuperó el 25 por ciento de su esqueleto. El ejemplar tiene de 91 a 93 millones de años de antigüedad.

Los huesos hallados corresponden a un saurópodo, de cuerpo robusto, cabeza pequeña, cuello y cola largos. Se puede deducir que fue un animal de tamaño mediano a grande, que podía alcanzar los 20 metros de altura, el equivalente al tercer piso de un edificio. Corresponde a una especie nueva ya que presenta una combinación de características anatómicas únicas. La mayor parte de ellas son detalles en las vértebras y en huesos de la cintura escapular.

El Choconsaurus, otro gigante neuquino

Con Información de Pagina 12

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar