ESPAÑA: Londres asume las prioridades de la UE en las negociaciones para el 'Brexit'
Expansión / Tras casi un año de preparativos, la gran partida de ajedrez que será el Brexit ya ha empezado. Hoy ha sido el primer día formal de negociaciones y, la verdad, podría haber salido mucho peor.

Londres y Bruselas han llegado a un acuerdo sobre el calendario, las prioridades y la organización de las negociaciones. Incluso la rueda de prensa que han dado al final de la jornada los dos negociadores jefe, el francés Michel Barnier y el británico David Davis, se ha celebrado en medio de un ambiente distendido, con risas e intercambio de citas históricas.

Barnier ha concluido su intervención citando a Jean Monnet, padre fundador de la UE, cuando a la pregunta de si era optimista respondió: "No soy optimista ni pesimista: tengo determinación". Davis ha recogido el guante citando al histórico primer ministro británico, Winston Churchill, que dijo aquello de que "los pesimistas ven las dificultades en cada oportunidad y los optimistas ven las oportunidades en cada dificultad", para acabar fusionando a ambos en una frase: "Soy un optimista con determinación".

Al margen de la atmósfera relajada que han transmitido los dos mandatarios en la sala de prensa, las ocho horas de negociación sirvieron para acordar elementos fundamentales del proceso negociador. El calendario negociador, los grupos de trabajo con los que estructurar los dosieres y las prioridades a abordar. En esto último, Londres se acopla a las exigencias de la UE a 27: antes de hablar de la relación comercial postBrexit hay que hacer "progresos suficientes" en la factura de salida que Reino Unido debe abonar para saldar sus cuentas pendientes con el resto de socios, la cuestión fronteriza de Irlanda del Norte y los derechos de los expatriados de cada parte.

En este asunto, fundamental para los europeos, Davis ha asegurado que su jefa, la primera ministra Theresa May, presentará una propuesta al resto de jefes de Estado y Gobierno de la UE, cuando se reúna con ellos el próximo jueves en Bruselas.

Sin embargo, sería prematuro lanzar las campanas al vuelo. El acuerdo de hoy, sin ser para nada pan comido, era la parte más fácil de acordar. Lo duro vendrá a partir de ahora. Cuando ambos se metan en materia y tengan que satisfacer cada uno las expectativas de su opinión pública.

En Londres, May ha prometido salir de la Unión Aduanera y del Mercado Único con la mínima disrupción económica posible y sin "grandes pagos" al presupuesto comunitario. Al otro lado del Canal de la Mancha se habla de una factura de 60.000 millones, que Reino Unido, una vez fuera, va a quedar necesariamente una situación peor a la actual y que el gran perdedor de este divorcio no serán los 27.

Y a la dificultad de cuadrar todas las líneas rojas pintadas en el suelo, se une la situación de inestabilidad política del Gobierno británico, que ya no cuenta con una mayoría parlamentaria.

Algunos de los mensajes que han lanzado hoy Barnier y Davis permiten entrever los obstáculos que pueden surgir por el camino. Antes de empezar la jornada de negociación, Davis pedía una relación "nueva, profunda y especial" entre la UE a 27 y Reino Unido. Pero en la rueda de prensa posterior, cuando un periodista ha preguntado a Barnier qué concesiones está dispuesta a hacer la parte europea, este ha respondido con una advertencia: "El Reino Unido se va de la UE, no al revés. Es la realidad, y que cada uno asuma las responsabilidades, que son humanas, económicas, etc, y no hay que subestimar esas consecuencias".

En esa misma rueda de prensa Davis ha afirmado que a ambas partes les interesa "una asociación lo más fuerte posible", pero Barnier replicaba que "el Reino Unido ya no tendrá los beneficios que tenía cuando era miembro de la Unión".

Volviendo a Churchill. Lo de hoy no ha sido el final de las negociaciones del Brexit, ni tan siquiera el principio del final, pero cuando el viernes 23 se cumpla un año del referéndum británico y los líderes de los 27 hayan analizado la oferta de May para los expatriados, tal vez podremos decir que estamos al final del principio.

ESPAÑA: Londres asume las prioridades de la UE en las negociaciones para el 'Brexit'

Con Información de Expansión

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar