COLOMBIA: Helmut Kohl, el patriarca de Alemania
El Tiempo / ?Mi canciller ha muerto?, dijo sin ocultar un nudo en la garganta, la tarde del pasado viernes, 16 de junio, un alem√°n de 53 a√Īos quien alcanz√≥ a ser gobernado por Helmut Kohl diez de los 16 a√Īos de su mandato, pero que se sent√≠a protegido por √©l desde los a√Īos y meses anteriores a noviembre de 1989 cuando el Muro de Berl√≠n todav√≠a le recordaba a √©l y a 16 millones de alemanes ciudadanos de la RDA que eran prisioneros del r√©gimen comunista y, por tanto, ten√≠an poder extremadamente restringido sobre su vida y limitado a cinco estados federados de Alemania y a un pu√Īado de destartalados pa√≠ses situados detr√°s de la Cortina de Hierro sovi√©tica.

Incluso sin las l√≠neas anteriores, escuchar el sincero lamento"mi canciller ha muerto? revela que quien lo expresa no podr√≠a tener otra biograf√≠a que la de haber nacido, crecido y sufrido en la Alemania excomunista, porque en ning√ļn otro rinc√≥n de este pa√≠s centroeuropeo, Helmut Kohl fue y es m√°s amado y respetado como en ese territorio definido, todav√≠a hoy, 27 a√Īos despu√©s de la Reunificaci√≥n, por las regiones de Mecklemburgo, Brandemburgo, Sajonia Anhalt, Sajonia, Turingia y la mitad de Berl√≠n.

"Fue canciller de todos, pero m√°s de nosotros?, dec√≠a tambi√©n el s√°bado pasado, en el barrio Prenzlauerberg (ex-Berl√≠n oriental), una madre de familia procedente de Leipzig, quien a las diez de la ma√Īana ya hab√≠a le√≠do todo lo que la prensa ten√≠a para decir sobre Kohl a menos de 24 horas de su muerte, ocurrida a los 87 a√Īos de edad en su residencia, situada en Ludwigshafen, Renania Palatinada, suroccidente alem√°n, la misma poblaci√≥n donde hab√≠a nacido el 3 de abril de 1930 en un hogar de influencia fuertemente pol√≠tica y cat√≥lica.

?Si hay un Dios, √©l regala la vida y la salud. En cambio, lo m√°ximo que tenemos para regalar los mortales es libertad y Helmut Kohl nos la regal√≥ y nos devolvi√≥ la identidad?, expres√≥ la se√Īora.

Da gusto escuchar hablar hoy sobre Kohl en el oriente, porque siempre ser√° mejor, revelador, inspirador y m√°s justo escuchar lo que la gente dice sobre un difunto por fuera de su propia casa y cuando ning√ļn pariente se encuentra cerca. Y si en la casa territorial de Kohl, el occidente germano, su memoria cosecha respeto y reconocimiento, en el oriente se perciben claramente much√≠simo afecto y agradecimiento.

COLOMBIA: Helmut Kohl, el patriarca de Alemania

Con Información de El Tiempo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar