VENEZUELA: Semana en domingo
Primicia / Muchos expertos dicen que no entienden cuál es la verdadera estrategia que sigue la Opep, porque aumenta la producción mientras dice que la está bajando. Según su propio infore, la Opep aumentó su producción en 173.000 barriles diarios en julio.

La Opep

El último informe de la Opep, publicado esta semana, revela que su producción aumentó también en julio, por cuarto mes consecutivo, y ya se acerca a lo que producía en diciembre del año pasado, cuando se alcanzó el acuerdo para recortar la producción y detener la caída de los precios. Muchos expertos dicen que no entienden cuál es la verdadera estrategia que sigue la Opep, porque aumenta la producción mientras dice que la está bajando. Según su propio infore, la Opep aumentó su producción en 173.000 barriles diarios en julio, para alcanzar 32,86 millones de barriles, que son casi los 33 millones de diciembre, cuando a duras penas logró un acuerdo con otros 11 países productores para reducir la producción mundial. El informe de la Opep es publicado precisamente cuando el comité de seguimiento de dicho acuerdo está realizando reuniones casi que semanales para tratar de que los países productores lo cumplan. Fuentes extra Opep señalan que los responsables de ese aumento son Libia, Nigeria, y Arabia Saudita, que detenta en este momento la presidencia de la organización y que anunció hace dos semanas que este mes de agosto reducirá sus exportaciones hasta 6,6 millones de barriles diarios. En los mercados sigue existiendo una sobreoferta que los expertos estiman entre 400 mil y un millón de barriles diarios, dependiendo de la cantidad de inventarios especulativos que los inversionistas venden. Pero además de esos inventarios de crudo comprados a 25 dólares el barril, en los países consumidores hay almacenados más de 3.000 millones de barriles de reservas, que son 250 millones por encima del promedio de los cinco años anteriores a 2017. Solo en Estados Unidos, las reservas estratégicas son de casi 800 millones de barriles, más los inventarios propios de las petroleras. La Opep estima que el año próximo la demanda mundial crecerá el 1,32 por ciento, equivalente a poco más de un millón de barriles, para llegar a 97,7 millones de barriles diarios. Pero eso no desaparecerá la sobreoferta porque ese incremento del consumo mundial   es menor que el aumento de la producción de Estados Unidos, sin incluir el mayor arrime de Brasil, Canadá y otros, que producen cantidades medianas y pequeñas, pero cuyo aumento conjunto también va a pesar en los mercados. El anuncio de la Opep detuvo en seco el sostenido incremento que traían los principales marcadores en las últimas dos semanas. El West Texas, que había tocado por primera vez en el año los 50 dólares, cayó a 48,58 este viernes, mientras que el Brent de Europa que había escalado hasta 53,07 perdió terreno hasta 51,91. El barril venezolano, que tenía varias semanas mejorando, en esta perdió 10 centavos de dólar para cerrar en 46,51.

El arroz

En mi página Bitácora Industrial de los viernes en PRIMICIA, siempre publico el precio internacional del arroz, que es un commodity: esta semana está en 445 dólares la tonelada, más un 18 por ciento por costos de importación, serían 521 dólares. Si el importador lo trae a la paridad de subastas del Dicom, a 2.970 bolívares el dólar, son 1.547.370 bolívares la tonelada, o 1.547,37 bolívares el kilo. La ley establece que cuando se trata de productos importados, la utilidad en cada uno de los eslabones de la cadena de comercialización no debe exceder el 20 por ciento. Si son tres eslabones, el importador le agrega 20 por ciento y lo lleva a 1.857; el mayorista le agrega su 20 por ciento y lo lleva a 2.229 y finalmente el detallista le agrega su utilidad y tendría que venderlo a 2.674 bolívares. Pero esta semana la Sundde sancionó a Central Madeirense por vender arroz importado a 17.000 bolívares el kilo. Alegan que lo importaron a dólar libre, pero ni siquiera así sale la cuenta, porque el dólar estaba en 10.000 bolívares cuando hicieron la compra. A esa paridad la tonelada de arroz puesta en muelle venezolano saldría a 5.210.000 bolívares, o 5.210 Bs. el kilo. Si se aplica el 20 por ciento de utilidad en cada uno de los tres eslabones de la cadena de comercialización, el precio en el anaquel del supermercado no debería exceder los 9.000 bolívares. Eso suponiendo que el arroz de verdad haya sido importado con dólar libre. La realidad es que se trajo el arroz a 10.000 bolívares el dólar pero el precio se fijó sobre la base de la máxima cotización Dólar Today, que rozó hace una semana los 20.000 bolívares, aunque luego se clavó en picada hasta la mitad. Lo lastimoso es que no deberíamos estar importando arroz, porque nuestro país tiene todas las condiciones para autoabastecerse en ese rubro.

El Dicom

Las subastas del sistema Dicom han sido sin duda un alivio para el aparato productivo privado, que carecía de las divisas necesarias para su funcionamiento a menos que acudiera al dólar libre, imposible de costear con los precios y los costos controlados por el gobierno. Esa camisa de fuerza restringió mucho la producción, lo que llevó al gobierno a establecer este sistema de subastas de dólares, que si bien no otorga todo lo que la economía necesita, por lo menos es un paliativo. En la subasta número 12, se restringió el otorgamiento solo a las empresas inscritas en los motores productivos, pero el monto subió a 32 millones de dólares, lo que significa un aumento de diez millones de dólares respecto al monto de las primeras subastas. De esos 32 millones, fueron asignados 28 millones a 203 empresas y los otros 4 millones a 15.235 personas naturales a un promedio de 262 dólares para cada una. En años anteriores, las subastas semanales llegaron a tener hasta 50 millones de dólares, pero también hay que reconocer que el aparato productivo se ha contraído mucho, en paralelo con el retroceso general de nuestra economía. Si el promedio semanal de este año fuese de 30 millones semanales, la suma anual otorgada al sector privado sería de 1.560 millones de dólares, lo que nos colocaría muy por debajo de países que hasta hace poco tenían economías mucho más pequeñas que la nuestra.

Los cuatro puntos

Uno

Credit Suisse, una de los bancos de inversión más importantes del mundo, prohibió cualquier tipo de negocios con bonos  de Venezuela o de Pdvsa, alegando violación de los Derechos Humanos en este país. Es el primer banco de inversión fuera de Estados Unidos que adopta una prohibición como esta, tras las sanciones impuestos por el presidente norteamericano Donald Trump. Es de imaginar que si tiene algunos de estos papeles como garantía, se desprenderán de ellos a la brevedad.

Dos

Esta declaración de Trump anunciando que existe la posibilidad de una intervención militar norteamericana en Venezuela, es un regalo en bandeja de plata al gobierno y un mazazo contra la oposición, a la que supuestamente apoya. Ese anuncio de Trump será sin duda la mejor propaganda del gobierno en las próximas elecciones regionales. Trump no es más bruto porque no entrena.

Tres

Producir 1.200 toneladas de oro anualmente es la meta del proyecto de explotación de los yacimientos de Las Cristinas y Brisas del Cuyuní, a cargo de una empresa mixta entre el gobierno y la Gold Reserve. Con ese proyecto, más lo que se explote en otras áreas, Venezuela pudiera extraer 1.400.000 onzas anuales y sería el primer productor de oro en América Latina y el tercero en el mundo.

Cuatro

Pese a sus severos controles sanitarios, 18 países de la Unión Europea y Hong Kong, están afectados por la venta de millones de huevos contaminados con un producto lesivo para la salud de los humanos, utilizado como insecticida en las granjas. Los huevos contaminados con fipronil en principio proceden de granjas de Bélgica, Holanda, Francia, Dinamarca y Alemania, pero el comisario de salud de Europa dice que puede haber más países involucrados. El uso de fipronil está estrictamente prohibido desde hace años en el sector avícola de Europa.

VENEZUELA: Semana en domingo

Con Información de Primicia

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar