VENEZUELA: Treinta años de prisión para “El Monstruo de La Calera”
El Siglo / De acuerdo al Código Penal Venezolano, en el título IX de los delitos contra las personas y según lo que expresa el capítulo I de homicidios, específicamente en el artículo 406, se establece que toda persona que perpetre en contra de su descendiente o ascendiente será condenado a una pena de veintiocho a treinta años de prisión; así como en el artículo 407, se fundamenta que toda persona que perpetre contra su hermano recibirá una sanción de veinte a veinticinco años de cárcel.



Esa es la sentencia que le correspondería recibir a “El Monstruo de La Calera”, conocido así por los vecinos del sector e identificado como Israel Adrián Ramírez Lozada, de 26 años de edad, quien asesinó vilmente a puñaladas a su progenitora, Gloria Lozada, de 59 años de edad, y a su hermana, Isabel Ramírez Lozada, de 40 años de edad, porque “lo tenían obstinado”, y posterior a ello las enterró en el patio de su residencia, ubicada en la calle Villapool del barrio La Calera, en San Mateo, municipio Bolívar. Treinta años de castigo para un hombre que según conocidos se dedicaba a la actividad deportiva y además acudía al gimnasio porque le importaba mantenerse en forma físicamente, y que se ha desgraciado la vida cometiendo un crimen horrendo, con apenas 26 años de edad.

Una edad en la que una persona concreta metas de superación, cuando se tiene toda una vida por delante para luchar por el país que muchos anhelan y un futuro promisorio. En este instante, justamente aquí es donde surge un sinfín de preguntas sin respuestas llenas de esperanzas: qué necesidad tenía Lozada de matar a su familia, algo que para todo ser humano es sagrado, solo porque no soportaba que sus parientes se preocuparan “obstinándole la vida”, así como lo calificó.

En sí este conmovedor caso trae una reflexión para todos aquellos jóvenes que se encuentran apartados del margen de la ley, incursionando en delitos menores, de los cuales poco a poco pasan a realizar hurtos, robos, homicidios, secuestros y otros crímenes que son sancionados por el Código Penal Venezolano.

Es momento de concienciar ante una sociedad despersonalizada y deshumanizada, todo por la ambición de obtener fácilmente bienes y poder; recuerden que es muy sencillo entrar a un calabozo, pero qué complicado es salir del mismo y retomar la vida cuando el tiempo pasa y no perdona. Ahora más que nunca es propicio actuar y buscar el camino correcto de la vida.

JANINE OJEDA | elsiglo (pasante)

VENEZUELA: Treinta años de prisión para “El Monstruo de La Calera”

Con Información de El Siglo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar