Burak Karan, la joven promesa del fútbol alemán que hizo parte del Estado Islámico
El Heraldo / Su sueño siempre fue vestir la camiseta de su selección. Burak Karan, nacido en 1987, era para muchos entrenadores una de las promesas del fútbol alemán, sin embargo, un giro en su vida lo hizo cambiar de profesión.

Durante su adolescencia jugó siete encuentros en el combinado germano y compartió vestuario con grandes figuras como Sami Khedira y Kevin-Prince Boateng. No obstante, al tiempo que su carrera ascendía y pasaba de las inferiores del Bayer Leverkusen al Hertha Berlin, y luego al Hamburgo, durante sus ratos libres no veía fútbol ni jugaba playstation; miraba videos de guerras.

Su hermano Mustafa le dijo al diario Bild que Burak "estaba desesperado, lleno de compasión por todas aquellas víctimas".

Con el pasar de los meses, este defensor central comenzó a reunir dinero y a enviar medicamentos a la frontera. Cumplidos los 21 años, Karan de raíces turcas dejó el fútbol y se sumó a las tareas humanitarias.

Sospechando que las ayudas que enviaba nunca llegaban, a los 26, casado y con dos hijos, decidió partir a aquel país para convertirse al islamismo. Si bien llegó a la frontera turco-siria, Karan aseguraba a sus familiares que no sería partícipe principal de la guerra.

Triste final

El 11 de octubre de 2013, un ataque aéreo efectuado por las fuerzas de Al-Assad, a dos kilómetros de la frontera que divide Turquía y Siria terminó con la vida de Karan.

La última imagen que se tiene de Burak es de un video subido a YouTube once días después de su muerte, allí el que el alemán, de 26 años, aparecía portando un Kaláshnikov, conocida también como AK-47.

Burak Karan, la joven promesa del fútbol alemán que hizo parte del Estado Islámico

Con Información de El Heraldo

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar