COLOMBIA: Progreso social en Colombia
El Universal / En estos días que se debate sobre la existencia de una visión pesimista que impide ver las cosas buenas, gratifica leer el trabajo de Adolfo Meisel, Juliana Jaramillo y María Teresa Ramírez, del Banco de la República, sobre el progreso social en Colombia. Los autores revisan los indicadores sociales en los siglos XIX y XX, los cuales permiten dimensionar los cambios positivos del país.

Colombia inició el siglo XX siendo uno de los países más pobres de América Latina. Las exportaciones per cápita colombianas eran, junto a las de Haití y Honduras, las más bajas de la región. Además, los autores señalan que las condiciones sanitarias eran deplorables. Las calles bogotanas estaban llenas de basuras, los servicios públicos eran casi inexistentes y la mayoría de sus habitantes vivían en condiciones antihigiénicas.

Esta situación cambió en el siglo XX. Los indicadores muestran una caída en la tasa de mortalidad de casi 23,4 muertes por cada mil habitantes en 1905, a alrededor de 5,5 en el 2000. Descendió la mortalidad infantil de 186 muertes por cada mil nacidos a comienzos del siglo, a 27 al final. Disminuyó la tasa de fecundidad de unos 6,4 hijos por cada mujer en edad de procrear en 1905, a cerca de 2,5 a finales del siglo XX. Como resultado, la expectativa de vida al nacer de los colombianos pasó de 39,5 años en 1905, a 73 años en 2000.

El letargo social del siglo XIX estuvo muy ligado al bajo desempeño económico. Esto cambió en el siglo XX cuando hubo un crecimiento importante del PIB per cápita, gracias en gran parte al despegue de las exportaciones cafeteras. Hay estimaciones que muestran que mientras el PIB per cápita creció a una tasa promedio de 0,1% por año en el siglo XIX, en la primera mitad del siglo XX lo hizo al 2,7% anual y en la segunda mitad, al 2,0%.

Por último, se pueden destacar cambios positivos en algunos indicadores sociales. La cobertura educativa tuvo un gran aumento durante la segunda mitad del siglo XX, como resultado de los incrementos en los fondos públicos dedicados al sector. En estos resultados es importante el avance de la mujer a lo largo del siglo XX porque se logró cerrar la brecha en cobertura existente con respecto a los hombres, y en algunos niveles educativos, superarlos.

Aunque muchos no lo perciban así, el país alcanzó un progreso social en el siglo XX. Mantenerlo y superarlo es el reto de la política pública del país en los próximos años. Las estrategias requieren opciones innovadoras y mejoras en la capacidad de gestión pública.

JAIME BONET

[email protected]

COLOMBIA: Progreso social en Colombia

Con Información de El Universal

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar