Video: Hace 13 años Soto dejó a Venezuela sin su cinetismo
Primicia / Su pasión llevó su arte a otras latitudes. Entre sus obras más conocidas están Repeticiones y Progresiones.

Su manera de ver el arte revolucionó al mundo, demostró que no se trata de "tener" sino de "querer". Hoy se cumplen 13 años de la desaparición física del gran Jesús Soto.

Ciudad Bolívar, la tierra del río Orinoco, vio nacer a tal talento.

Soto desde pequeño sintió amor por la pintura, provenía de una familia humilde, solo pudieron costearle sus primeros estudios.

Logró conseguir una beca y así fue como comenzó a estudiar en la Escuela de Artes Plásticas de Caracas se especializó en Arte Puro.

Después decidió seguir su preparación, se embarcó en un avión directo a París con el único objetivo de aprender más sobre el movimiento virtual de las obras.

Esta pasión la llevó más allá, no paró de estudiar hasta hacer realidad su sueño de hacer que las personas interactúen con las piezas.

Amar y reconocer

Su amor por el arte lo llevó a ser reconocido. Sus primeras obras consideradas "famosas" son Repeticiones y Progresiones.

Colocó el nombre de Ciudad Bolívar en el mundo, de hecho creó un museo. En una oportunidad dijo:

"Tengo afecto por Ciudad Bolivar… Porque amo a esta ciudad, es por lo que decidí hacer un museo en ella".

En esa entrevista para el francés Jean Clay, prosiguió "Compro obras, las intercambio, me la dan los amigos pintores. Quiero incluir todo lo que considero nuevo en el arte moderno… Eso sería una ayuda para los jóvenes".

Entre los renacimientos más importantes en su carrera están: El Premio Nacional de Artes Plásticas en 1960, Medalla de Picasso de la Unesco en 1981, Miembro Titular de la Academia Europea de las Ciencias, las Artes y las Letras, París, 1981.

También ganó el Premio Nacional de Escultura en Francia.

Durante su vida se dedicó a hacer lo que amaba, se equivocó en ocasiones, pero nunca desistió, ahí radicó el éxito de Soto.

Falleció un 14 de enero de 2005 en París, a los 81 años de edad.

Está enterrado en el cementerio Montparnasse.

Esfera Caracas, se pudiera decir, que es una de las piezas emblemáticas de Soto, se encuentra en la capital del país en autopista Francisco Fajardo.

En otras latitudes Soto no ha muerto, pues trabajos como Duomo centro rosso en la Bienal de París mantienen su legado más vivo que nunca.

Video: Hace 13 años Soto dejó a Venezuela sin su cinetismo

Con Información de Primicia

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar