Las paredes del Vaticano se pintan con leche por una poderosa razón
Arepa Herald / El papa Francisco es un gran ecologista. Tanto que, en 2015, creó el Día Mundial de la Oración por el Cuidado de la Creación, una ocasión para que los fieles rezaran por el planeta. También dijo que destruir el medio ambiente es un pecado.

Pero su amor por el planeta no se queda en las palabras, a la hora de pintar el Palacio Belvedere, un imponente edificio que forma parte del Museo del Vaticano, el líder de la Iglesia católica decidió utilizar una pintura muy atípica: leche de vaca. Se trata de una técnica que tiene siglos, y que consiste en mezclar cal apagada, pigmentos naturales y leche de vaca. "No somos nostálgicos por el pasado", explicó en una entrevista con CNN Vitale Zanchettin, el arquitecto principal del Vaticano, "el punto es que esta solución envejece mejor. Es de probada eficacia".

La directora de los Museos del Vaticano, Barbara Jatta, explicó que buscaron "aplicar métodos no invasivos, para el ambiente y para la gente". De hecho, el papa busca que el cuidado del Vaticano no afecte en nada al ambiente y por eso es que ha decidido, entre otras cosas, usar la leche de las vacas que se crían en Castel Gandolfo, la residencia papal que se encuentra en las afueras de Roma.

Por otra parte, también utiliza productos naturales como una mezcla de hierbas para cuidar el mármol de las antiguas esculturas que están afuera del museo. Los jardines del Vaticano son hogar de unas 570 estatuas que conviven con la vegetación en un espacio de 22 hectáreas. Es hermoso, pero las bacterias y los hongos de las plantas puede erosionar lentamente el mármol y por eso los expertos empleados por el papa buscaron una alternativa amigable con el ambiente para prevenir el deterioro de las estatuas.

Así fue como descubrieron que la esencia del orégano y el tomillo eran efectivas a la hora de evitar el deterioro del mármol sin dañar el ambiente ni la salud de los trabajadores.

La razón por la que el papa Francisco es un defensor tan grande de la naturaleza es porque cree en un concepto llamado "ecología integral". Según él, "todo está fuertemente relacionado […] Los problemas de hoy necesitan una visión capaz de tomar en cuenta cada aspecto de la crisis global". Nada se puede considerar por separado y mucho menos la naturaleza. "La naturaleza no se puede tomar como algo separado de nosotros mismos o como un escenario donde vivimos", escribe en Laudato Si’. "Nosotros somos parte de la naturaleza".

Las paredes del Vaticano se pintan con leche por una poderosa razón

Con Información de Arepa Herald

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar