COLOMBIA: Ley para que la industria de la música no desafine
El Colombiano /

Pagarle a las emisoras para que un músico suene es una realidad cocinada en voz baja y tiene nombre propio: payola. Y aún menos conocido es la contrapayola, es decir, pagar para que alguien no suene.

Estas prácticas limitan el fortalecimiento de la industria de la música, que hace parte de ese casi 4 % que representa la cultura en el Producto Interno Bruto del país, según la Organización Mundial de Propiedad Intelectual.

Con la vocería del representante Víctor Correa , la Unión del Sector de la Música (USM), la Corporación Revista Música y la Fundación Friedrich Ebert de Alemania en Colombia (Fescol), presentaron un proyecto de ley al Congreso para reglamentar el sector de la música en su dimensión mercantil y simbólica, es decir, como producto que se intercambia en el mercado y que reconoce y protege la música como identidad cultural.

El proyecto busca alcanzar otros eslabones más sociales. Sara Melguizo Gavilanes, directora de la USM, indica que no es solo para el entretenimiento: "No puedes decir que no soy artista porque no soy compatible con el mercado".

Problemas del sector

Para el representante Víctor Correa existe poco o nulo acompañamiento estatal en estrategias de públicos o de difusión de contenidos. A través de una gira consultiva con líderes de diferentes regiones, la USM identificó que se necesitaba una Ley de Música para organizar los eslabones.

En la consulta detectaron problemas como la baja participación de los músicos en las políticas públicas y el poco reconocimiento de su valor profesional. Se estableció que no existen políticas permanentes para alcanzar logros a largo plazo, como sucedió con Medellín Vive la Música, ese festival para fomentar los sonidos en la ciudad que no sobrevivió a más de dos ediciones.

Uno de los puntos cruciales encontrados fue la competencia desleal. Y ahí es cuando aparece la payola. Frente a esto anota Melguizo que esta funciona como un cartel. Incluso advierte que la contrapayola es aún más temeraria.

"No es necesario prohibirla; es mejor regularla. Proponemos que se haga visible, que en las emisoras y los canales de TV, el 60 % de su contenido pueda cobrarse".

Propuestas

Para atender estas problemáticas el proyecto de ley propone tres puntos. El primero es la creación de un Fondo que promueva cinco líneas estratégicas: promoción, formación, investigación, producción artística, difusión y circulación, a partir de captación de recursos parafiscales.

El segundo consiste en la creación de un órgano colegiado rector de la política de música y administrador del Fondo. Finalmente, hacer una regulación del mercado de la música. "Este sector puede aportar al crecimiento de la economía nacional, a la conservación y difusión de la identidad musical y a mejorar las condiciones de vida de los músicos", dice Víctor Correa .

Según el congresista, no existe una legislación fuerte que promueva el sector. "Por ejemplo, la Ley de Espectáculos, no se retribuye necesariamente de manera equilibrada".

David Gómez , abogado y vocalista de Zafarrancho, cree que este proyecto de ley propone igualdad de competitividad para músicos independientes. "Por ejemplo, el proyecto propone que tanto los independientes como los comerciales tengan la posibilidad de acceder a emisoras en un sistema justo de oportunidades", anota el músico.

En qué va el proyecto

El proyecto fue radicado en la Comisión Sexta de la Cámara, encargada de los temas de educación y cultura. Como es una Ley Ordinaria debe pasar por cuatro debates.

Se espera que el primer debate se dé entre marzo y junio. Una vez aprobado pasaría a la plenaria de la Cámara y de ahí al Senado de la República, primero en comisión y luego en plenaria. Siendo así, quedaría un año más para cursar los otros tres debates.

COLOMBIA: Ley para que la industria de la música no desafine

Con Información de El Colombiano

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar