Caso Yanber envuelve a 25 entidades financieras
Diario Extra / La Corporación Yanber obtuvo $54 millones en préstamos de 25 entidades financieras ocultando la situación real de la compañía, o al menos eso es lo que presumen los acreedores. 

La lista incluye al Banco Nacional, el de Costa Rica, Davivienda, Bancrédito, BAC Credomatic, Lafise, Cathay, Scotiabank, Promerica y Bicsa. 

Las denuncias interpuestas ante el Ministerio Público aducen que la empresa habría inducido a error a los bancos, al mostrar estados financieros supuestamente falsos. 

De este modo, Yanber podría obtener el dinero para seguir financiando sus gastos, pero no tenía certeza de si iba a poder hacer frente a la deuda.  

Según las entidades, no había motivos para desconfiar, pues los estados financieros venían auditados.

Además, pertenecían a una empresa propiedad de Samuel Yankelewitz Berger, quien era cuñado del expresidente de la República, Luis Alberto Monge, y miembro honorario de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (Uccaep). 

La corporación tenía más de 65 años de existencia y hasta ese momento no se había escuchado de que tuviera ningún problema financiero. 

Se dedicaba a la fabricación de bolsas plásticas y llegó a tener hasta 600 colaboradores. Todo apuntaba a que era una compañía sólida. 

Los préstamos y readecuaciones se dieron entre los años 2012 y 2014, lo que hace sospechar a los bancos de haber sido engañados, pues para esa época Yankelewitz ya se habría enterado de que tenía problemas. 

 

EMPRESA VIVÍA UNA MENTIRA 

 

El exgerente general de Yanber, Ronald Soto Bolaños, advirtió desde enero del 2012 lo que ocurría con la empresa. 

A este documento se le llamó "La encrucijada final" y se habría puesto en conocimiento del propio dueño de la compañía, Samuel Yankelewitz, y su hijo Andrés. 

En este se advierte que la administración de la firma hacía las cosas mal, que estaba secuestrada y vivía en una mentira. 

"Los estados financieros para uso de terceros no reflejan la realidad de la empresa, el flujo de caja es limitado y el alto endeudamiento y baja rentabilidad amenazan la credibilidad ante bancos y proveedores", indica el documento.

También señala que "no hay cara en qué persignarse" y si no se hacía algo las consecuencias serían nefastas. 

Al parecer, Soto planteó dos salidas a la compañía. Una el rescate financiero y la otra el cierre o venta forzada. 

El contenido lo dio a conocer el diputado Ottón Solís durante una de las comparecencias legislativas que investiga los créditos bancarios. Este texto forma parte de un informe de auditoría sobre Yanber, elaborado por R. Artavia y Asociados. 

Ronald Artavia, contador público que elaboró la auditoria, manifestó que Soto le dijo que "La encrucijada final" fue entregada a los dueños (Yankelewitz). 

 

TRES PLANILLAS

 

De acuerdo con el informe interno, Yanber también manejaba tres tipos de planillas más una oculta donde repartía la plata como "feria". 

En dos de ellas, la empresa cancelaba las cargas sociales y en la otra el impuesto sobre la renta. 

Se dice que "ha incurrido en ajustes gigantescos para guardar el nombre con un costo exorbitante para la organización". Confirma además la existencia de estados financieros alejados de la realidad y poco exactos. 

Indica que había un flujo deficitario de caja más allá de lo manejable y un supuesto mal manejo de las cuentas por pagar. La importancia del documento es que data del 2012, año previo a la solicitud de crédito ante los bancos. 

"El cierre no es una opción por las implicaciones sobre la familia y otras empresas del grupo", agrega el escrito que conoció el auditor y cuyo contenido reveló ante los congresistas. 

Del texto se desprende que si se procedía con la venta de la compañía, el patrimonio se perdería, pero habría tranquilidad y saldrían de un "gran problema". 

Yanber habría simulado ventas ficticias a Panamá en el orden de los $29 millones, o al menos eso es lo que se ventiló en la comisión legislativa que investiga el caso. 

Se supone que cuando una compañía exporta, se emite un DUA (Documento Único Aduanero) y en este caso no existen esos registros, según confirmó el auditor Artavia. 

Las supuestas ventas se realizaron a la empresa Interplastic Industries, con sede en Panamá, pero de acuerdo con algunas denuncias, no contaba con una dirección física para ese momento. 

Al parecer esta se creó para utilizarla como triangulación de materia prima, ya que había proveedores que no estaban dispuestos a facturar a Yanber directamente, y luego se aprovechó esa estructura para dichas ventas. 

"Nosotros nos preguntamos si se hicieron las exportaciones, dónde están los DUA", manifestó Artavia ante la comisión. La importancia de estas ventas es que pudieron servir para acreditar la salud financiera de la empresa al solicitar los créditos ante los bancos. 

Para ello, se utilizaba la lista de clientes y luego se formulaban notas de crédito y débito. 

Los $29 millones en cuestión corresponden al 50% de las deudas de Yanber incluidas en el Convenio Preventivo de Acreedores. Se supone que los estados financieros de Yanber arrojaban errores desde 2010, según Artavia. 

 

DESPLOME DEL PATRIMONIO 

 

El exgerente de BAC Credomatic, Gerardo Corrales, aportó a la investigación legislativa, que el patrimonio de Yanber se redujo en $42 millones en tan solo tres meses. 

También contó cómo descubrieron que Yankelewitz supuestamente mediante un fideicomiso trató de tercerizar los dineros a favor de sus firmas. 

Aseguró que "Samuel" le mintió en al menos dos o tres ocasiones. La primera cuando le dijo que necesitaba $1,2 millones para comprar resina aprovechando la caída en los precios del petróleo. 

La segunda cuando se atrasó en el pago alegando problemas de flujo de caja y la tercera cuando negó que estaba en medio de una intervención judicial, y así era. 

"Es una persona en la que yo confié años. Los banqueros utilizamos las famosas ‘cinco C’ cuando uno analiza un crédito y la primera variable es el carácter de la persona, yo confié en don Samuel", dijo Corrales.

Añadió: "Era mi compañero de la Unión de Cámaras, por años, el presidente de la Cámara de Industrias, era presidente honorario en Uccaep, era un referente. Él decía que yo era su mejor banquero. Yo puse mi cara ante el Comité de Crédito y los directores".

 

ALGUNOS DATOS 

 

•Empresa: Yanber 

• Actividad: Fabricación de bolsas plásticas

• Existencia: 65 años

• Samuel Yankelewitz: Expresidente de Yanber, expresidente de Uccaep, expresidente de la Cámara de Industrias, cuñado del exmandatario Luis Alberto Monge 

• Situación: La empresa está bajo un convenio preventivo para pagar las deudas a los acreedores 

• Administración actual: Francis Durman

PERIODISTA: María Siu Lanzas

EMAIL: [email protected]

Jueves 15 Febrero, 2018

HORA: 12:00 AM

Enviar noticia por correo electrónico

SIGUIENTE NOTICIA Caso Yanber envuelve a 25 entidades financieras

Con Información de Diario Extra

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar