Choferes piratas desangran a los varguenses con el pasaje
Tu Noticia Express / Facebook Twitter Google+ Pinterest LinkedIn WhatsApp



Luis José Gonzalez C .- Cada día el varguense que trabaja en Caracas mínimo invierte 20 mil bolívares, solo en pasaje, debido a que la líneas de autobuses privadas no cumplen con las normas establecidas y terminan cobrando un pasaje ilegal, lo cuales rondan los 8 mil y los 30 mil, dependiendo el destino .

Tal es el caso de la línea Malavé Villalba, cuyos choferes todos los días desangran a las personas que trabajan y estudian en la capital. Algunos de ellos solo quitan el letrero que los identifica como tal para cobrar lo que les da la gana, argumentado que son piratas. Otros, sin pena alguna, llegan a la parada ubicada frente al puerto y fijan una tarifa excesiva.

En un recorrido realizado por Últimas Noticias se pudo constatar el cobro elevado que imponen los colectores al pasaje, que según fuentes oficiales se ubica en Bs 6 mil , la cual pocas veces es cobrada como tal.  Además, algunos autobuseros de la Malavé no cargan pasajeros en las paradas reglamentarias, lo cual ocasiona largas filas.

Los usuarios denunciaron que en las paradas carecen de funcionarios públicos que mantengan el orden y el cobro legal del pasaj e. "Un autobús puede tardar media hora en llegar a la parada del puerto, esperando bajo un inclemente sol y cuando llega una unidad pirata la desesperación de algunas personas es tal, que se montan a los golpes", denunció María Jiménez, afectada.

Por otra parte, Jean Carlos Gil, joven que trabaja en Caracas desde hace más de 7 años, indicó que se ha vuelto una odisea ir a su trabajo debido a la falta de efectivo, " yo no puedo pagar 8 mil, en un solo viaje, debido a que el banco solo me da Bs 10 mil luego de tres horas de cola, por eso opté por subir el los Metrobús, pero solo están operativas dos unidades y tardan en llegar ", indicó Gil.

Choferes piratas desangran a los varguenses con el pasaje

Con Información de Tu Noticia Express

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar