La destitución del Presidente Maduro en una llamada telefónica
Aporrea / Aló, por favor con el presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela. .- ¿Quien le va a hablar? .- Dígale que lo llama Antonio Ledezma, presidente de la República. Y apúrese que estoy llamando desde España y acá si que la larga distancia sale cara. .- Aló, presidente, como esta usted? .- Epa, diputado Barboza, estoy bien. Aquí en España bebiendo vino y chuleandome a estos pendejos. Mira, Barboza, te llamo para que te acuerdes de convocar a una sesión para abrir un ante juicio a Maduro y destituirlo. Bueno, eso fue lo que me dijo Santos que te dijera. Mira que el TSJ se reunió en Colombia y eso fue lo que acordaron. .- Ok, presidente Ledezma. Pero déjeme consultar con los abogados, porque acuerdese ud que a Maduro ya lo destituimos el año pasado cuando declaramos la vacante y Julio Borges asumió como presidente de la república. .- Ah, vaina. Es verdad..!! Pero y entonces como hacemos? Será que volvemos a juramentar a Maduro para volverlo a destituir? Digame ud, Barboza, que dos cabezas piensan mejor que una. .- La verdad, Ledezma, perdón presidente Ledezma, que la vaina está enredada. Yo creo que al que tenemos que destituir es a Borges que fue el que asumió el cargo cuando destituimos a Maduro. .- Verga, marico, pero si destituimos a Borges nos vamos a ganar un peo con los locos de primero justicia. Y Borges es el que recoge los dólares por el mundo, no nos conviene. .- ¿Primero justicia? Esa vaina se acabó. El que me preocupa es Borges porque si nos saca de la jugada de los dolares pelamos bola. Mejor vamos a destituir a Maduro otra vez. Por cierto: ¿ya nombraste al ministro de educación? Es que tengo un cuñado que es profesor y anda pelando bola por Perú. Hazme el favor de nombrarlo ministro a ver si con eso consigue trabajo aunque sea de mesonero por allá. Yo le dije que no se fuera que aquí contaba por lo menos con la caja del clap pero no me hizo caso. .- Si va, pasame un currículo por correo para firmar el decreto y nombrarlo inmediatamente. Y si sabes de un ingeniero avispado que viva en Miami me avisas para nombrarlo ministro para la intervención humanitaria. Mira que en Miami si que se recoge real con cualquier pretexto! .- Ok. Y bueno, dejame montar un parapeto de sesión para volver a destituir a Maduro. Total: pa la bola que nos para!! Jajaja. Lo importante es que Almagro y los gringos se coman la coba. .- Así es, diputado Barboza. Estamos en contacto. .- Seguro, Presidente. Me saluda a la primera dama. Y a la segunda también. Y así, con una llamada, quedó sellado el futuro de nuestro país. Mañana amanecerá en Miami un sonriente Napoleón Bravo diciendo: Buenos días, Venezuela. Tenemos nuevo presidente!

La destitución del Presidente Maduro en una llamada telefónica

Con Información de Aporrea

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar