hoyporhoy
La Prensa / Desde antes de iniciar este mandato presidencial, ya era conocido que había que designar nuevos magistrados para el 1 de enero de 2018. No hemos tenido ni crisis políticas, ni desastres naturales, ni guerras o epidemias u otros eventos que pudieran justificar el retraso inexcusable en esta materia. Los políticos esperan que unos cuantos días antes de Navidad sean suficientes para la consulta y deliberación en la Asamblea Nacional para ratificar a los elegidos por el presidente de la República. ¿Y si eso no ocurre así?, se arriesga la improvisación y el debilitamiento institucional del poder judicial justo cuando le corresponde conocer de lleno los casos de más alto perfil en materia de corrupción en la historia de la República. Es irresponsable someter las tareas fundamentales del Estado a estas rutinas de último momento. Necesitamos personas íntegras en la Corte Suprema de Justicia. El perfil de los escogidos debe ser impecable. Ojalá que tanto retraso quede justificado por la calidad de los personajes que elija el presidente.

hoyporhoy

Con Información de La Prensa

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar