ESPAÑA: 15 consejos que te van a ayudar a vender más con tus textos en Internet
Emprendedores.es / Experta en redacción de textos persuasivos (copywriting) Maïder Tomasena  entiende que las palabras son el principal combustible para triunfar con los negocios online. Una técnica de escritura persuasiva es clave para retener a los clientes en tu página y hacer que regresen al día siguiente. Es, además, una buena estrategia para distinguirte de la competencia y una oportunidad para estar más cerca de tus clientes. Estos son los 15 consejos que recoge la guía elaborada por Maïder Tomasena para escribir textos lo suficientemente eficaces como para que los clientes de tu ecommerce conviertan.

1.- Conoce a tu cliente ideal Es, según la experta, aquel del que dices "ojalá tuviera más como él". Es a ellos a quienes tienes que dirigir tus palabras, creando la sensación de que estás hablando para ellos en particular y usando un lenguaje personal y directo.

2.- ¿Hay algo para mí? La pregunta que se hace el usuario cada vez que entra en una web es "¿hay algo en esta página para mí?"  A esto debes dar respuesta antes de ponerte a escribir teniendo en cuenta que las posibilidades de elección son múltiples y que, la mayoría de las personas, trabajan con varias pestañas abiertas simultáneamente.

3.- Los puntos de dolor Al hablar de puntos de dolor Maïder Tomasena se refiere a los posibles problemas que pueden aquejar a tu cliente, es decir, qué intenta solucionar a través de tu página. "Los puntos de dolor son los que identifican a tu público objetivo y ésta es una de las primeras cosas que necesitas…debes averiguar cuál es el problema de tu cliente y cómo lo resuelves tu".

4.- Procura que obtengan un beneficio Aquí la pregunta clave sería ¿cuál es el beneficio que obtienen los usuarios? A esto se refiere la especialista al alentar la búsqueda del resultado final, aquello el cliente percibe como un valor real en tu servicio o producto y que le hace sentirse satisfecho con la elección. No hay que detenerse tanto en la descripción de las características de tu producto como en los beneficios que obtienen ellos. 

5.- Se trata de ellos Las personas que llegan a tu sitio web o a cualquier otro están interesadas en ellos mismos no en tu empresa, ni en tu equipo, ni en tus ventas y de lo que tienes que escribir es "sobre lo que esa persona quiere leer". Uno de los consejos prácticos de este aparato es repasar tu página web "y orienta todas esas primeras personas del plural a la segunda persona del singular".

6.-Todo lo que te venga a la cabeza A veces cuesta escribir, bien por falta de práctica, bien porque nos preocupa en exceso lo que queremos contar y cómo hacerlo. La mejor manera de romper el hielo es, según esta autora, empezar a escribir todo lo que te venga a la cabeza. Ya habrá tiempo de pulirlo después, en lugar de estar toda la mañana dándole vueltas a un párrafo. "Ahorra tiempo para invertirlo en otras tareas igual de importantes", dice.

7.- Autenticidad Ser auténtico es "un elemento crucial para conectar con la persona con la que inicias y terminas una venta: tu cliente". Afirma que a todos nos gusta hacer negocios con personas similares, con las que nos identificamos, "y le gusta ver que todo es real". Como ejercicio práctico plantea que describamos dos marcas que nos gusten mucho y que nos cuestionemos sobre qué es lo que más nos gusta de ellas y con qué nos sentimos identificados.

8.- Seduce a un único lector Pensar en una persona concreta a la hora de escribir es como mirarle a los ojos en el transcurso de una conversación. "Uno de nuestros mayores errores es centrarnos en una audiencia demasiado grande…queremos complacer a todos a la vez". Esto, desde su punto de vista, es un error dado que, en lugar de conectar, lo que haces es alejar a los clientes. La idea es "hacerles protagonistas de tu historia para que se sientan parte de ella. No vendas, seduce. Seducir es halagador y vende mejor que cualquier otra cosa".

9.- Como si hablases con un amigo Una buena forma de desmitificar el acto de la escritura y relajar el tono es imaginar que hablas con un amigo. Ello te ayudará en los momentos de bloqueo pero también puede ser fuente de inspiración temática.  En este punto Maïder Tomasena propone hacerse preguntas como ¿Qué tipo de logros o anécdotas cuentas sobre tu trabajo cuando vas a una cena entre amigos? ¿Cómo les defines tu negocio? Otra perspectiva sería imaginar que se lo cuentas a un niño de 6 años. Por último, si aún así te sigue resultando complicado, sugiere grabar en mensaje y escucharlo después. "Hay clientes que se vuelven a escuchar cuando hablamos y se quedan petrificados viendo lo bien que sale en voz alta", asegura.

10.-¿Cuál es el objetivo? Definir los objetivos es básico antes de ponerse a escribir dado que cambiará totalmente el enfoque. No es lo mismo persuadir a alguien para venderle un producto que convencerle para que te contrate. "Cuando tienes muy claro qué es lo que quieres, es más fácil definir la estructura de tu página y el viaje que quieres que hagan por ella", dice. 

11.- Verbos mejor que adjetivos El abuso de adjetivos nunca es recomendable. Menos si son de tipo superlativo, los de "autobombo". Lo que da dinamismo a un texto son verbos, mejor aún en infinitivo. Los verbos son "los que mueven nuestras emociones, cuentan la historia, especifican y son difíciles de ignorar".

12.- Fuera testimonios edulcorados Los testimonios de la experiencia de otros usuarios "son mágicos, pero no vale cualquiera".  Conviene que sean mesurados y razonados, mejor que definir a "fulanito como un crack ".

13.-Piensa en las objeciones de tus clientes Anticípate a las posibles objeciones que tus clientes pueden hacer de tu producto o servicio y procura dar respuesta a ello antes de que te lo pidan. Objeciones puede haber muchas, desde que tu producto es caro hasta que el servicio de entrega falla, por ello conviene analizarlas con honestidad. Escribe pensando en esas objeciones que pueden surgir.

14.- Frases concisas y breves "En internet nuestra atención es mínima, por eso escaneamos", advierte Maider. "Lo peor que puede pasar es que alguien necesite volver a leer una de nuestras frases. Si ocurre esto, despídete de la visita", advierte.  Así que nada de párrafos largos y tortuosos y, obviamente, vigila los errores ortográficos y gramaticales.

15.- Visualmente atractivo En este punto se refiere a alternar recursos tipográficos que hagan más amena la lectura usando distintas fuentes del tipo de letra, cursivas, subrayados…además de cuidar los títulos y subtítulos que encabezan el texto.

¿Lo tienes ya escrito? Pues si es así, falta hacerse la última pregunta que recomienda Maider ¿Qué haría yo si leyera este texto por primera vez?

ESPAÑA: 15 consejos que te van a ayudar a vender más con tus textos en Internet

Con Información de Emprendedores.es

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar