ESPAÑA: El mercado de las falsificaciones y las millonarias pérdidas para el lujo
Expansión / Con unas copias cada vez más logradas, las falsificaciones son uno de los mayores dolores para el mercado del lujo. Se calcula que en 2013 supusieron unas pérdidas mundiales de 338.000 millones de euros. El año pasado en España se incautaron productos por valor de 767 millones. Lo más copiado: calzado, textil de punto y artículos de cuero.

Evelyn Meyer rompió a conciencia una de las asas del bolso de una conocida firma italiana y lo llevó a una boutique del fabricante en Nueva York para que la arreglasen. El encargado examinó el artículo y tomó nota de los detalles de la reparación. Su temor a que en el establecimiento le informaran de que se trataba de una copia falsa quedó pronto disipado. Esta vez no habría sonrojos. Meyer no sólo ocultó el origen del bolso, también su condición de periodista. Años atrás había hecho un experimento similar con otra conocida marca de lujo como parte de un reportaje de investigación. En aquella ocasión, el encargado de la tienda le informó de que el bolso era falso nada más tenerlo en sus manos. El vendedor le hizo notar todos los pequeños y sutiles detalles que le hicieron ver que no era auténtico, desde los relieves de la piel hasta el tipo de forro empleado en el interior. Habían transcurrido cinco años desde aquello y la periodista se fue dando cuenta de que, con el paso del tiempo, las copias eran cada vez de mejor calidad y quería probar su hipótesis in situ . "Al fin y al cabo, ¿no se hacen ahora las auténticas y las falsas en China?", se dijo.

La copia de Meyer en nada se parecía a esos bolsos de pespuntes burdos y desiguales y pieles de brillos sospechosos que se ven en ocasiones en los top manta en ciudades de medio mundo. O semi escondidas en el Gran Bazar de Estambul. O en las plantas superiores de conocidos grandes almacenes de Bangkok. No. Una nueva generación de falsificaciones hace que sólo unos ojos expertos sean capaces de apreciar las diferencias . Su hábitat preferido es Internet. Llegan a casa discretamente por correo con más o menos el mismo packaging que si uno los hubiera adquirido en una lujosa tienda de la Quinta Avenida neoyorquina. Jack Ma , el poderoso y discutido fundador de Alibaba , el nuevo mandarín de las ventas online , afirmó recientemente que " las falsificaciones chinas llegan a ser mejores que los productos originales ". La polémica sigue coleando.

Marcas como Apple fabrican la mayoría de sus ordenadores y móviles en China, lo que hace muy difícil distinguir modelos reales y copias.

ESPAÑA: El mercado de las falsificaciones y las millonarias pérdidas para el lujo

Con Información de Expansión

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar