Científicos chinos utilizan la detección remota para el descubrimiento de restos de la Gran Muralla en Xinjiang
Spanish.china.org.cn / Hace más de 1.000 años, varias secciones en forma de copo de la Gran Muralla existían en Xinjiang, a manera de protección de la frontera y de las rutas comerciales. Recientemente, un grupo de investigadores del Instituto de Detección Remota y Tierra Digital de China (RADI), organización perteneciente a la Academia China de Ciencias Sociales, analizaron la distribución de las diferentes partes de la Gran Muralla en la región con el uso de detección remota. Así también, reconstruyeron digitalmente su apariencia física.



La arqueología de detección remota utiliza ondas electromagnéticas y otros sensores para la observación de larga distancia y el descubrimiento de restos en la superficie y bajo tierra. El desarrollo aeroespacial y, especialmente, la mayor resolución de los satélites de rastreo remoto, han dado como resultado una gran precisión y una plataforma más eficiente para el avance de este campo.

El investigador del Instituto, Nie Yueping, explicó que dichas ondas producidas por la vegetación, el suelo y la geomorfología son diferentes a las de los sitios arqueológicos y no se pueden detectar a simple vista. Sin embargo, con un equipo especial se puede obtener información electromagnética a través de plataformas de sensores remotos como naves espaciales, satélites y vehículos aéreos no tripulados. Los datos arqueológicos pueden luego ser extraídos a través de una computadora.



Hasta el momento, se han encontrado más de 600 restos antiguos de la Gran Muralla. Otro experto del Instituto, Yu Lijun, sostuvo que el equipo ha definido una línea de distribución de la muralla y trabaja para restaurar imágenes de la misma. Por medio de tecnología de realidad virtual, la gente podrá en el futuro cercano realizar un paseo virtual por estos sitios en Xinjiang.

En comparación con los métodos arqueológicos tradicionales, la detección remota tiene muchas ventajas. Con la popularidad de los satélites, la información remota puede obtenerse sin importar las condiciones del tiempo. Además, su costo es relativamente bajo y no afecta en demasía a los restos antiguos.





Científicos chinos utilizan la detección remota para el descubrimiento de restos de la Gran Muralla en Xinjiang

Con Información de Spanish.china.org.cn

www.entornointeligente.com

Síguenos en Twitter @entornoi

También te puede interesar